90 años de Luisa Josefina Hernández

INBA rendirá un homenaje a la autora este 4 de noviembre a las 12 horas

Reconocida como una de las dramaturgas, narradoras, traductoras y académicas más prolíficas en la literatura mexicana, Luisa Josefina Hernández es una intelectual cuya obra ha marcado un hito. A 90 años de su nacimiento, Verónica Bujeiro, Flavio González Mello y Silvia Peláez participarán en una mesa para reconocer su legado el próximo domingo 4 de noviembre a las 12:00 en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes. Entrada libre.

 Luisa Josefina Hernández pertenece a la misma generación de dramaturgos que Emilio Carballido, Sergio Magaña y Héctor Mendoza, entre otros. Ellos compartían, no solo una formación muy sólida en las bases dramáticas aprendidas en clase con Rodolfo Usigli, sino también una cultura que apoyó su enorme talento para la creación literaria.

 “El caso de la maestra Hernández comparte todos estos elementos y se destaca por aportar un punto de vista que aborda la condición de la mujer desde una visión compleja y muy moderna, ya que aborda el rol de lo femenino como un permanente conflicto entre el deseo y la obligación. Es encomiable el brío que aporta su arrojo crítico en cuanto al tema y definitivamente tiene que revalorarse en motivo de este homenaje, porque aporta materiales para una discusión completamente contemporánea sobre la subjetividad femenina”, dice en entrevista Verónica Bujeiro.

 El poner la atención sobre lo coloquial fue una de las principales características de esta generación, asegura Bujeiro, ya que antes de ellos la formalidad que se le exigía a la escritura dramática impedía el acceso y el reconocimiento con la realidad más inmediata. “Esta generación poseía un oído prodigioso y una facilidad increíble para ‘dibujar’ un carácter en pocas líneas. Esta característica sentó un precedente para toda la dramaturgia por venir. Asimismo, la maestra Hernández se encargó de aportar un estudio profundo sobre los géneros dramáticos, que han sido de vital importancia para la formación de diversos profesionales del medio teatral”.

Los grandes muertos (2007) es una de las puestas en escena más conocidas e importantes de Luisa Josefina Hernández, la cual muestra una serie de historias que ahondan en el universo de la casta divina acendrada en Yucatán a principios del siglo XX. Para Bujeiro, esta obra es importante porque prueba la vigencia de la maestra Hernández como una creadora prolífica que nunca ha cesado de escribir. 

“Su importancia radica tanto en la conservación de una memoria familiar por parte de la maestra, como en la creación de una saga, un caso muy raro de la literatura dramática en México, en donde podemos ver a los personajes desarrollarse, crecer y enfrentar sus decisiones en distintas situaciones y etapas de su vida. Asimismo, es un estudio sobre la conformación del país como una mezcla de españoles e indígenas y las consecuencias sociales que esto conlleva”.

Para la dramaturga, guionista e ilustradora mexicana, también merecen atención las novelas El lugar donde crece la hierba y Nostalgia de Troya, historias en donde a su parecer, Luisa Josefina Hernández posee un estilo muy interesante y distinto a sus obras de teatro, el cual señala que merece ser valorado, no solo dentro de la literatura nacional.

Para Bujeiro también es importante reconocer la postura de Luisa Josefina Hernández frente al tema de la mujer en la sociedad de todos los tiempos. “Creo que es una autora muy mentada, pero poco conocida fuera de algunas obras de teatro. Su obra necesita ser reeditada, es difícil conseguir muchos de sus libros y se le necesita pensar en totalidad, ya no como dramaturga o novelista, sino para realmente acceder a la complejidad de su pensamiento y obra”, finalizó.

Tomado del boletín del INBA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *