Alejandra Calixto/Entrevista

Platicamos con Alejandra Calixto Sánchez, quien en febrero de 2018, presentó su primer libro “En la piel del desamor”. Además, conduce “Café con letras”, un espacio “para hablar de las escritoras mexicanas, antojar al público a leerlas y besar sus oídos con poesía”.

“La literatura es un parteaguas para exponer los prejuicios y estereotipos que versan sobre las mujeres todavía”, señala la escritora.

1.- ¿Cómo y cuándo empezaste a escribir? ¿Por qué escribes?

Definitivamente, el leer de muy pequeña las historietas de Yolanda Vargas Dulche, tuvieron un gran impacto en mí para recrear historias de amores imposibles. Lo viví en carne propia siendo adolescente cuando cursaba el bachillerato; época en la que tuve mi primer amor platónico a quien le dediqué mis primeros poemas.  Fue así que comencé a escribir poesía a raíz de la imposibilidad de expresar mis sentimientos a ese amor platónico juvenil, ya que era una adolescente demasiado introvertida.

No obstante, fue hasta mi etapa de adulta, que decidí buscar talleres de escritura porque había muchas cosas en mi interior que me marchitaban y fue así que escribir se convirtió en una necesidad para verter el dolor, llorar cuando algo me escuece o el mundo me rebasa.

De esta necesidad, acuñé la siguiente frase que explica la razón de escribir: “Cuando escribo, la pluma es la garganta que grita mi mundo perturbado”

 2.-Cuéntanos un poco sobre tu trayectoria como escritora

Como profesionista, colaboré en la redacción del contenido de la Guía para la Detección, Prevención y Atención del Acoso Escolar; sin embargo, mi oportunidad de escribir llegó en septiembre del 2011 cuando me encontraba en un momento de ocio, sentada en mi silla cruzada de brazos mientras escuchaba un programa de televisión conducido por Horacio Villalobos, quien convocó a todas las mujeres para escribir sobre el acontecimiento que haya cambiado sus vidas en máximo dos cuartillas y enviarlo al concurso “Historias de mujeres”

Las historias ganadoras serían representadas en la obra de teatro “7 mujeres”, protagonizada por Evangelina Elizondo, María Aura y Violeta Isfel, entre otras. Fue ese preciso momento que literalmente, me levanté de la silla con un hueco en el pecho y la respiración agitada; al mismo tiempo que en silencio me decía en silencio: “tengo que escribir, tengo que mandar mi historia”, porque justamente dos años atrás, en el 2009, había atravesado por un suceso que trastocó mi vida; secretos que no había develado y estaban ahogándome de tanto callar. Esa misma noche, escribí la historia y la titulé “La felicidad está en París”, me animé a enviarla porque el impulso fue más grande que yo, era el momento para confesar ese pasaje de mi vida y lo comprobé cuando me informaron que había quedado como finalista.

Al enterarme, no cabía en mi de la emoción tomando en cuenta que era la primera vez que concursaba y eso me motivo a inscribirme en diversos talleres literarios de autobiografía, cuento y poesía.

“La felicidad está en París” es el antecedente de “En la piel del desamor”.

3.- Sabemos también que conduces un programa de radio, ¿podrías contarnos más?

“Café con letras” sin duda, ha sido un reto mucho más grande que el escribir, ya que no tengo formación como locutora y la propuesta llegó de manera inesperada;  jamás cruzó por mi mente la posibilidad de conducir un programa ya que mi mayor interés era la difusión de mi Novela, además de que tenía pánico escénico.

Llegué a Promoestereo el 15 de diciembre de 2017, gracias a la entrevista que me hizo mi compañero Salvattore Díaz del programa “Internecta” para promocionar mi Novela “En la piel del desamor”; era una madeja de nervios porque el Programa era en vivo y era mi primera vez ante un micrófono de Radio y me sentí muy torpe. Al concluir la entrevista, el locutor me preguntó si me gustaría tener un programa de radio a lo cual respondí automáticamente y sin pensar que “si”. En ese momento, me presentó a Ysa Neumann, Directora de Promoestereo, quien con toda la paciencia me platicó a detalle en qué consistía el espacio; recuerdo que estaba en shock porque no procesaba bien la información e Ysa, al darse cuenta de mi nerviosismo, me pidió pensarlo.

Esta idea de conducir comenzó a hacer mella en mi ser y fue en enero del 2019 que decidí aceptar el reto sin dimensionar la gran responsabilidad de conducir un Programa de Radio, solo sabía que tenía que hacerlo y la temática sería obviamente de literatura. Desde ese día, me dediqué a escuchar los programas de Radio que había sobre el tema literario que me ayudaran a estructurar el mío y eso me permitió darme cuenta que cuando se habla de escritores, la balanza se inclina más hacía la escritura escrita por hombres. Esto me motivo a visualizar que el programa fuera un espacio para hablar de las escritoras mexicanas, antojar al público a leerlas y besar sus oídos con poesía.

El título de “Café con letras” surgió mientras bebía una taza de café, ya que soy adicta a la cafeína y repentinamente el nombre apareció súbitamente: “Café con letras”. Así surgió el programa, la estructura y el objetivo principal: Dar un espacio a las nuevas generaciones de mujeres escritoras que apenas empezamos donde los espacios para difundir la literatura están muy restringidos.

Acepté este reto, porque viví en carne propia este mundo tan restringido para escritores noveles y quiero a través de “Café con letras”, dar voz a quienes desean ser escuchados. Sin embargo, el programa ha ido evolucionando y ahora, aunado a la difusión de la escritura femenina, también hemos abierto las puertas al arte independiente.

4.- Sobre tu novela “En la piel del desamor” dices que es una autobiografía con ficción, ¿qué tanto hay de ficción y qué tanto de autobiografía?

Esta Novela esta basada en un hecho real que me ocurrió en el 2009 y tatuó mi vida de tal manera que dio un giro de 360 grados. El primer bosquejo fue como lo comenté anteriormente, cuando concursé en “Historias de mujeres”, pero la primera vez que la escribí de manera formal ocurrió en el 2013 durante el Taller de Autobiografía; donde los hechos y nombres fueron 100% reales. Tiempo después, le solicité al Mtro. Enrique Alfaro Llarena, escritor y editor, revisar la Novela. Él me sugirió hacer algunos cambios en la trama para acentuar el dramatismo que estaba viviendo la protagonista.

Siguiendo su consejo, así lo hice sin alterar la esencia de lo ocurrido, donde me permití cambiar algunas situaciones y nombres de los protagonistas, principalmente de la familia que me rodeaba en ese momento. La temática que abordo es fuerte, no hablo bien de mi familia ni de mi misma y el exponerlos de esa forma, tenía que matizar sus identidades con otros nombres.

Haciendo un balance, podría decir que la Novela tiene un 40% de ficción y 60% de hechos reales.

5.- Digamos que la frase clave o slogan de la novela es “amar al que no te ama y no amar al que te ama”, cómo resume esto la trama de tu libro.

Esta frase es una de las razones de ser de la Novela, que forma parte de los códigos familiares bajo los que se rige “Lilián”, la protagonista de la historia, quien vive atormentada y con un sentimiento de culpa al no poder corresponder al hombre que está dispuesta a dar su vida por ella. ¿A cuántos no nos ha pasado esto?, Lilián lo padece y Monsier Bouvet, el hombre que ama a Lilián, pero que no es correspondido porque ella al que ama es “Héctor”, un joven que la quiere sin amarla ni tomarla en cuenta en su proyecto de vida.

“En la piel del desamor” hablo a través de Lilián, como se vive, sufre, llora y duele el alma, cuerpo y corazón ante la paradoja del amor.

6.- ¿Qué tanto te enseñó tu protagonista Lilián, y qué tanto le enseñó Alejandra a Lilián?

Definitivamente, Lilián es una mujer que trae consigo una serie de sentencias y códigos que venían de su familia de origen que no le permiten ser libre ni feliz orillándola a hacer elecciones desafortunadas; sin embargo, a pesar de tener todo en contra, asume las consecuencias y logra recobrar el control de su destino. Esta fue la principal enseñanza que me deja Lilián, retomar el control de tu vida, elegir quien se queda en ella y quién no.

De mi parte, le enseñé a Lilián la importancia de construir sus propios códigos de vida para ir soltando cadenas, ser libre, vivir la vida que merece; pero, sobre todo, el derecho de quedarse con la persona que ella quiere porque es una mujer digna de ser amada.

7.- En la novela hablas de un viaje que la protagonista hace a Francia para huir y que le cambia la vida. ¿Cuál ha sido el viaje, tanto interior como exterior, que te ha cambiado la vida?

He tenido la fortuna de viajar y conocer diferentes países de Europa, sin embargo, mi viaje a Francia con la idea inicial de pasar unos días de vacaciones y después, en un segundo viaje para construir una relación de pareja con un francés tan ávido de afecto como yo, fue el evento que transformó radicalmente mi vida.

Aunque regresé al mismo punto, no regresé igual. No sólo viajé a un país desconocido lejos de una familia fracturada, disfuncional, sino que este viaje me llevó a otro mucho más difícil y costoso: un viaje hacía mi marchitado interior donde me replanteé el destino, la vida, si valía la pena seguir abriendo los ojos a un mundo donde sentía que no tenía un lugar para mí.

Estoy convencida que se fue una “Alejandra” y regresó otra, jamás fui la misma porque me permití entrar en un proceso terapéutico hasta el día de hoy.

8.- En el libro se habla mucho de los prejuicios que hay para las mujeres solteras, independientes, a las que la sociedad patriarcal las hace sentir solas, culpables y hasta fracasadas ¿cómo crees que la literatura pueda ayudar a cambiar estos prejuicios?

 Sin lugar a dudas, la literatura es un parteaguas para exponer los prejuicios y estereotipos que versan sobre las mujeres todavía y que se ve reflejado en la escritura de grandes exponentes como Rosario Castellanos, Guadalupe Dueñas, Elena Garro; donde ellas a través de su narrativa, exponen como ellas mismas fueron víctimas de esos prejuicios. Esto, como lector, detona muchas interrogantes y permita ver una realidad aplastante y violenta que hemos normalizado. La literatura contribuye a generar conciencia y sensibilizar el tema, tal como lo hizo Simone de Beauvoir cuando por primera vez trató de explicar en su libro “El segundo sexo”, en qué consistía las implicaciones de la desigualdad de género. Este fue un gran primer intento a nivel literario para tratar de comprender como el concepto de lo femenino se ha construido socialmente y se sigue encasillando a las mujeres en ser madre, esposa, hija, hermana.

Lo que se busca a través de la literatura, desde mi punto de vista, es contribuir a concebir a las mujeres como dueñas de su destino, reconquistar y reestructurar su propia identidad; que también abordo en mi Novela.

Como escritora ha sido satisfactorio encontrarme con lectoras que se han identificado con la historia, que quisieran tener la valentía de Lilián o que incluso, las ha motivado a buscar ayuda terapéutica.

9.- El personaje de la abuela Coquito es como la voz conservadora de la novela. Es un personaje que a mí me fascinó. Cuéntanos un poco sobre ella, si te inspiraste en alguien.

Hablar de “Coquito” es hablar de mi abuela materna, ella es un personaje real y clave no sólo en mi vida sino en la propia Novela. Mi abuela materna fue una mujer irreverente para su época, madre soltera que tuvo cuatro hijos de padres diferentes. De pequeña, veíamos juntas las películas mexicanas del llamado “siglo de oro del cine mexicano” al mismo tiempo que me contaba sus aventuras amorosas ante la desaprobación de mi madre al pensar que una niña de mi edad no debía saber de esas cosas para adultos.

A pesar de que mi abuela nunca se casó, tenía arraigada la idea de que la mujer debía casarse, tener por lo menos un hijo para no quedarse sola. Continuamente me decía “ten un hijo para que tengas alguien que te arrime un vaso de agua”, para ella el no haberse casado con el padre de uno de sus hijos, fue una cruz que cargó con toda su vida.

La historia de mi abuela fue de muchas adversidades, y eso en gran medida, la convirtieron en portadora de esas creencias que asimilé al ser hija mayor pero que gracias a mi formación profesional, experiencia de vida y proceso terapéutico, logré superar.

Debo confesar que los diálogos que sostiene con Lilián, se dieron tal cual como está escrito en la Novela, diálogos que nunca olvidaré. Para ella, el amor era algo que se aprendía con el tiempo.

10.- En la novela tocas el tema de que para muchos mexicanos que alguien viva en Europa es motivo de envidia, y sin embargo, lo digo porque lo he vivido, vivir allá no es fácil ni todo es perfecto. ¿Viviste allá? ¿Cuál fue tu experiencia?

 Sí, por supuesto que no es fácil vivir en un País extraño, con costumbres diferentes y lejos de una familia, que, aunque disfuncional, finalmente son tus raíces.

Viví en Marsella durante un mes aproximadamente, tiempo en que ocurrieron los hechos que describo en la Novela. Hablar de Francia, es hablar de una parte de mí que murió allá y que, al mismo tiempo, renació otro ser distinto. En este sentido, la experiencia ha sido quizá la más aleccionadora hasta el momento, a veces la gente cree que con estar en otro parte del mundo, vas a empezar de cero olvidando quién eres para ser otra persona; pero olvidamos que para ser otra persona debemos aceptar y enfrentar quiénes somos, solo así habrá posibilidad de cambiar.

La experiencia en ese sentido fue escabrosa, espinosa de la que salí con muchas heridas.

11.- ¿Dónde podemos comprar el libro?

Actualmente se encuentra en las principales plataformas digitales: Amazon, Casa del libro, Google, Librerías Gandhi. Si prefieren el formato físico, cuento con ejemplares por lo que pueden ponerse en contacto conmigo a través de mi fan page: https://www.facebook.com/alecalixtomx/

12.- ¿Cuáles son tus manías y/o costumbres al momento de escribir?

A veces necesito de un lugar completamente en silencio, ya sea en casa o en una Cafetería a la que suelo acudir regularmente en el Centro Histórico, donde el café es indispensable para ver fluir mi parte creativa.

13.- ¿En qué estás trabajando a nivel literario?

Actualmente, estoy retomando la poesía, aunque tengo en mente hacer una antología de cuento, género que me fascina y quizá sea de mis favoritos. Algunas personas me han preguntado si escribiré la segunda parte de la Novela, hecho que estoy reconsiderando sin estar del todo convencida. Quizá más adelante cuando el tiempo lo permita o despierte con las primeras líneas del primer capítulo danzando en mi mente, como ocurrió con “En la piel del desamor”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *