Concluye Hay Festival Querétaro/ Noticias

El Hay Festival Querétaro concluyó su edición 2018. Durante cuatro días, más de 33 mil personas vivieron una experiencia llena de literatura, periodismo, ciencia y conversaciones. Más de 140 invitados entre escritores, periodistas, activistas, filósofos, científicos y músicos de todo el mundo conversaron a propósito de sus ideas y trabajos, entre ellos, varias escritoras mexicanas.

El domingo se presentó el documental de Lydia Cacho y Marcela Zendejas “Somos valientes”, el cual resaltó la importancia de darle voz a las niñas y niños en temas como violencia y discriminación en México. El día anterior, en conferencia de prensa, la periodista indicó: “Ser rebelde con causa puede cambiar el mundo. La valentía se siente en el pecho cuando decidimos defender a quien sufre”. Ahí mismo, resaltó la importancia de que se estén publicando a mujeres, y de que el público reconozca cada vez a más autoras jóvenes.

El sábado, Rocío Cerón y Jacobo Zanella, editor de gris tormenta, presentaron la antología “Por qué escribo -Hay Festival-“, en la que treinta invitados al Hay Festival Querétaro 2017 reflexionan sobre la literatura y el oficio de escritor.

“Para mí lo más importante es el proceso de escribir, el aventarse al abismo (…) Si no eres un lector no solo de libros, sino de los pequeños detalles, de lo que pasa en la calle, no podrás ser buen escritor; hay que estar en el mundo”, señaló Cerón.

Por la noche, la periodista Alma Guillermoprieto, ganadora del Premio Princesa de Asturias 2018, charló con Guillermo Osorno sobre su oficio de periodista y sus experiencias como tal.

“Nunca me imaginé que la literatura fuera algo para afuera como lo es la danza (…) De la danza aprendí la disciplina, el trabajo arduo y en fijarme en los gestos, que es algo que apliqué en las letras”, dijo. Asimismo, explicó que lo que la motivó a dar el salto al periodismo fue “la curiosidad”.

Guillermoprieto señaló que sus libros favoritos son “Samba”, su primera obra, para el que le gustaría encontrar un traductor ideal para el español y, sobre todo, el portugués; y “Al pie de un volcán te escribo”.

El domingo, Elvira Liceaga conversó con Wenceslao Bruciaga y Nivardo Trejo sobre su libro de cuentos “Carolina y otras despedidas”, y puso el dedo en la llaga al señalar que “escribir cuento es como un suicidio literario porque los cuentos no venden y los editores te piden escribir novela”.

Asimismo, dijo que “los cuentos deberían estar en todos lados: en el metro, en los menús de los restaurantes, en el papel de baño. El cuento pierde mucho en el formato libro”.

Finalmente, Mónica Lavín, Edson Lechuga y Alfredo Núñez Lanz, charlaron con Antonio Cabadas acerca de su carrera periodística y literaria.

Lavín recalcó que “escribir es la esquizofrenia pura (…) además al escribir queremos saber qué hay detrás de los otros, intuirlos”. Al ser cuestionada sobre las figuras literarias que la han acompañado dijo que agradecía a Myriam Moscona, pues “con su oído de poeta me enseñó a oír mi texto”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *