Frecuencia Júpiter/Reseña

Emilia ha escuchado la Frecuencia Júpiter junto con Matías. Él le muestra cómo y ella asocia aquello a algo muy especial entre los dos. Dos adolescentes que por diferentes problemas de sus padres se separan.

La madre de Matías busca a su padre desaparecido durante la dictadura de Pinochet en Chile, e incita a Matías a compartir la búsqueda. Pero Matías regresa a México, para que en poco tiempo, Esteban, el papá de Emilia, tenga que pedirle a su hija que se vaya de la ciudad, porque una investigación ha causado que los amenacen.

Emilia con sólo 17 años ha vivido tres simulacros del fin del mundo, marcados por acontecimientos importantes en su vida.

Emilia es consciente de que algo ha pasado, ella escucha ambulancias y puede ver su traslado al hospital. Y lo ve porque está fuera de su cuerpo, está en coma y su único contacto con la realidad es una de las criaturas a las que más teme: una mariposa.

Así, Emilia inicia un recorrido de recuerdos entrelazando las situaciones que la llevaron a terminar en el hospital y su peregrinar como espíritu por la ciudad, con esa compañía extraña, quien le habla y le insiste para entrar a ella a través de su boca, que es una de las cosas que Emilia no soporta imaginar.

Martha Riva Palacio Obón nos entrega una novela juvenil con esencia, con realismo, con elementos fantásticos. En ciertos puntos cruda, como lo es la vida.

En la historia se insertan relatos de posibles fines del mundo, que van muy bien con las obsesiones de Emilia por esas posibilidades de un final, de descifrar claves en una famosa estación de radio rusa y por Matías, con quien se terminó de introducir en ese mundo gracias a la Frecuencia Júpiter.
La mariposa que acompaña a Emilia en su viaje astral durante su coma, puede ser algo más que un acompañante. Ese ser repulsivo para ella puede ser su clave para su cuarto simulacro de fin del mundo, para completar los cuatro jinetes del apocalípsis.

Martha Riva Palacio Obón
ganó con esta novela el Premio Gran Angular 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *