Siete aspectos relevantes sobre Laura Méndez

Laura Méndez de Cuenca (1853-1928) fue una escritora, editora, académica, reportera, impulsora del feminismo y emprendedora mexicana.

Se trató de una mujer moderna, muy adelantada para su época, que contribuyó a romper el canon decimonónico de lo que tenía que ser, y hacer, el género femenino, como lo demuestran los siguientes hechos:

1.- Académica e investigadora: Méndez de Cuenca fue profesora becada por el gobierno mexicano de Porfirio Diaz para investigar sistemas educativos en Estados Unidos y Europa.

En su libro «Laura Méndez de Cuenca (1853-1928): Nueve estampas en torno a una mujer singular». (UACM/Gedisa, 2018), la Dra. Leticia Romero Chumacero señala que “Méndez de Cuenca trabajó en el gobierno porfirista cuando fue requerida en 1902 para ocuparse de una Comisión creada por el Ministerio de justicia e instrucción pública y destinada a investigar los métodos de enseñanza en la ciudad norteamericana de San Luis Missouri, primera en incorporar el kindergarten en su sistema de escuelas públicas”.

2.- Escritora: Laura Méndez de Cuenca fue escritora de una novela, un libro de cuentos, algunas decenas de poemas y hasta un manual escolar. Méndez de Cuenca fue una innovadora en este rubro, pues, de acuerdo con la Dra. Romero, escribió temas que se alejaban de lo común en esa época: “ahí estaban, por ejemplo, los cuentos de un libro cuyo título es toda una provocación “Simplezas”, de 1910. Una provocación en efecto porque los relatos contenidos son todo menos simplezas, son historias sobre abusos de poder, adulterio, asesinato, incesto, ignorancia, injusticia, fraude, prostitución y miseria; nada de tramas y personajes femeninos edulcorados y dóciles”.

Igualmente, las protagonistas de Méndez son muy diferentes a los cánones de esa época, no son ni la mujer angelical, como la “María” de Jorge Isaacs, ni la mujer fatal, perdida y caída como la “Santa” de Federico Gamboa. En los cuentos de Méndez, según el libro de la Dra. Romero, hay “mujeres trabajadoras, estudiosas, profesionistas, las que embellecen su cuerpo sin intención de convertirlo en herramienta de dominio o las que expresan aspiraciones ajenas al universo doméstico”.

Finalmente, debemos resaltar que la obra de Laura Méndez se publicó en Argentina, España, Estados Unidos y Nueva Zelanda.

3.- Estudiosa. Laura Méndez de Cuenca además de haber estudiado, cuando era joven, en el Conservatorio de Música y en la escuela de artes y oficios para mujeres, siempre continuó aprendiendo, pues al iniciar la década de 1920, con cerca de 70 años, fue alumna en la escuela de altos estudios para tomar cursos de literatura, lingüística y hasta sánscrito.

4.- Emprendedora. Al quedar viuda muy joven, Méndez de Cuenca tuvo que irse a Estados Unidos para trabajar. Ahí fue corresponsal, colaboró en diversos medios impresos, tradujo y, algo inusual en la época, emprendió, pues fundó “La revista Hispanoamericana”.

5.- Periodista. Méndez de Cuenca fue corresponsal de varios periódicos. Cuando vivió en Estados Unidos, cubrió la campaña presidencial de William Mc King, lo que al parecer fue la primera cobertura periodística de un acontecimiento político extranjero producido por una mexicana. Desde Europa mandó crónicas para el periódico “El imparcial”, narrando sus visitas a varias ciudades de Alemania, Austria, Bélgica, España, Francia, Inglaterra, Italia y la República Checa.

6.- Pedagoga feminista. Méndez de Cuenca utilizó los manuales didácticos para introducir ideas feministas. Así, en 1907 publicó el manual “El hogar mexicano”, que, de acuerdo con la Dra. Romero “incluye capítulos donde se exponen recetas para el aseo de la casa, el aseo personal, el cuidado de flores y aves domésticas, fórmulas para desinfectar, recetas de tocador, instrucciones relacionadas con la urbanidad”, entre otras. Y aunque lo anterior puede resultar a simple vista muy poco revolucionario o feminista, el manual destaca de los habituales de la época pues, “no apeló a la fe ni a la moral, sino a la razón, y echa mano de un lenguaje técnico y científico que expuso la necesidad práctica de ejecutar las tareas del hogar con eficacia y economía”. Además, siempre de acuerdo con el libro de Romero Chumacero, “incluye un capítulo en el que imagina a la habitante del hogar mexicano como probable poseedora de un estudio o biblioteca, siendo afecta a sostener un intercambio epistolar”, es decir, se adelantó a Virginia Woolf y su cuarto propio. Asimismo, en algo que refleja claramente la experiencia de vida de Laura Méndez, pone en claro que, “no todas las mujeres se van del hogar paterno en circunstancias favorables, por lo cual es indispensable que supieran echar mano de lo pertinente para vivir, incluso sin la compañía masculina”.

 7.- Feminista. Méndez de Cuenca fue una feminista, pues creyó que lo más importante era la educación de las mujeres, y que esta era tan necesaria como irreversible. De acuerdo con el libro de Romero, “la mujer quiere sólo emanciparse de la humillante dependencia masculina en que ha vivido siglos, porque la han nulificado intelectualmente, la han empequeñecido a sus propios ojos para darse el placer de compadecerla, ¡pero esto se acabó! (…) la mujer moderna trabaja, la mujer moderna va sola a la calle, gestiona sus asuntos propios y aún aquellos que atañen a sus mayores, reclama ante todos los privilegios a que tiene derecho, el inestimable de la libertad”.

¿Quieres conocer más de este personaje? Te recomendamos los siguientes libros:

Romero Chumacero, Leticia. (2018). “Laura Méndez de Cuenca (1853-1928): Nueve estampas en torno a una mujer singular”. (UACM/Gedisa).

 Laura Méndez de Cuenca. (1910 ). “Simplezas”. Edición de la Secretaría de Cultura de México. Este libro puedes conseguirlo gratis en la tienda electrónica de Apple Books.

Bibliografía

Romero Chumacero, L. (2018). Laura Méndez de Cuenca (1853-1928): Nueve estampas en torno a una mujer singular. UACM/Gedisa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *